logo 300x200 1doctor life.webp

Testosterona

CONSULTA GRATUITA

Consentimiento(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Índice del artículo

En otros artículos hemos hablado de cómo el envejecimiento afecta a las hormonas, o más bien, de cómo el deterioro en las hormonas produce el envejecimiento. Las hormonas son señales químicas que viajan por el torrente sanguíneo y cada hormona controla multitud de procesos en nuestro cuerpo, no solo eso, cada hormona se ve afectada por la cantidad disponible del resto de hormonas y si el descenso en los niveles de una sola hormona produce una cascada de reacciones que termina en el desequilibrio de todas ellas, por ello debemos conocer y suplementar con todas las hormonas afectadas.

¿Qué es la testosterona?

La testosterona es una hormona sexual esteroidea (proviene del colesterol, igual que el resto de hormonas sexuales). Es conocida por ser la hormona masculina ya que su producción está estimulada por la pituitaria y se libera en grandes cantidades en los testículos, pero también en los ovarios. Aunque los niveles encontrados en hombres son 10 veces superiores a los niveles femeninos, es igual de importante en ambos sexos.

Por desgracia, la testosterona ha sido objeto de controversia en los medios de comunicación y su uso nos recuerda rápidamente a su uso en el deporte como parte del dopaje y a la aparición de efectos indeseados por su uso. En Clínicas Doctor Life defendemos su uso únicamente en pacientes con hipogonadismo, es decir, con niveles de testosterona muy bajos. Dichos niveles bajos pueden ser causados por hipogonadismo primario (la pituitaria no produce la hormona luteinizante y, por tanto, no se libera la testosterona) o secundario (los testículos no son capaces de liberar la testosterona). Este es otro caso en el que podemos ver la importancia de mantener todos los niveles hormonales correctos ya que, como vemos, una hormona está controlando a otra. Los análisis nos muestran qué tipo de hipogonadismo, si es que existe, presenta el paciente y nos permite corregirlo.

En ningún caso se debe administrar la testosterona a deportistas de élite (es dopaje), ni a jóvenes ni a hombres sin hipogonadismo secundario.

¿Cuáles son las consecuencias del hipogonadismo o de los niveles bajos de testosterona?

Los niveles bajos de testosterona están relacionados con:

  • Envejecimiento del corazón: aumento del riesgo de infarto de miocardio y derrame
  • Aumento del daño cerebral: pérdida memoria y cognición, pérdida de concentración, incremento del riesgo demencia y Alzheimer, depresión.
  • Disminución de la función hemodinámica y todo el daño asociado al pobre estado inflamatorio (como dolor muscular), cae el nivel de fitness…
  • Acumulación de grasa, aumenta el nivel de colesterol, se pierde tono muscular, aumenta la fatiga y disminuye la resistencia al ejercicio. Además empeora los síntomas de la resistencia a insulina (prediabetes, diabetes tipo II)
  • Disfunción eréctil.
  • Osteoporosis
testosterona

La andropausia se puede considerar una enfermedad y se puede tratar. Es el equivalente a la menopausia pero que actúa más gradualmente por lo que sus efectos son imperceptibles, los niveles de testosterona disminuyen entre el 1% y el 2% anualmente a partir de los 30 años.

¿En qué consiste la terapia hormonal?

La terapia hormonal o rejuvenecimiento hormonal consiste en recuperar los niveles de testosterona óptimos, no a los normales. ¿Qué quiere decir esto? Los datos de referencia son simples estadísticas, no representan los valores óptimos para cada paciente y es muy importante entender esto. De la misma forma que una persona se activa rápidamente con un café, hay otras que pueden tomarse varios seguidos sin apenas notar efecto. Esto se debe a que somos distintos y respondemos de distinta forma a los mismos estímulos. De la misma forma, cuando una persona empieza a notarse fatigada, sin energía para afrontar el día a día, pierde la libido y el deseo sexual, siente cambios de humor repentinos, pierde capacidad física, acumula grasa, etc. Es posible que padezca insuficiencia de testosterona, un análisis nos puede mostrar niveles bajos, pero dentro de la normalidad, y eso no quiere decir que esté bien, eso solo quiere decir que hay gente a ese nivel hormonal que está bien, pero los síntomas nos están indicando otra cosa: nos están indicando que ese paciente puede necesitar niveles más altos para que su cuerpo esté protegido del daño del déficit de testosterona, es decir, no está en niveles óptimos.

Hay una explicación científica y médica para explicar que una persona con niveles ‘’normales’’ tenga los síntomas de déficit hormonal y necesite su reemplazo, en verdad, hay varias causas posibles que se aplican a la deficiencia hormonal en general:

  1. Las hormonas, testosterona en este caso, viajan por el torrente sanguíneo uniéndose a receptores que están en la superficie celular. Con el paso de los años, estos receptores se ‘’insensibilizan’’ o ‘’resisten’’ a la unión y dejan de ser activados, por tanto, el efecto es el mismo que si no tuviésemos testosterona. Este efecto es buen conocido y explica enfermedades como la diabetes tipo II donde la insulina deja de ser efectiva porque las células ‘’resisten’’ su unión, por eso la diabetes tipo II es conocida como ‘’resistencia a insulina’’ (La de tipo I es la falta de expresión de insulina). Es decir, la diabetes tipo I sería el hipogonadismo en el caso de déficit de testosterona y la diabetes tipo II sería la resistencia de los receptores de testosterona, como vemos, el efecto es el mismo: la hormona no funciona bien.
  2. Distintas personas metabolizan de forma distinta la testosterona: la testosterona puede estar libre (testosterona disponible y activa) o unida a proteínas como a la gonadotropina (testosterona no disponible e inactiva), además, la testosterona metabolizada a estrógenos por lo que dos personas con el mismo nivel de testosterona no reciben el mismo efecto ya que una tendrá dicha testosterona en un estado no-disponible o será metabolizada a estrógeno y no podrá hacer sus efectos beneficiosos normales
  3. Es posible que una persona, por genética o factores ambientales, expresen menos receptores para la testosterona y, por eso, necesitan niveles más altos para sentir sus efectos.

La testosterona es segura y con efectos sorprendentes: disminuye la inflamación (relacionado con enfermedades cardíacas, cáncer y enfermedades neurodegenerativas), mejora la salud sexual, mejora las capacidades cerebrales, corrige la disfunción eréctil causada por hipogonadismo y mejora la calidad de vida.

Testosterona en mujeres: sensación de bienestar, aumenta la fuerza y sensibilidad del clítoris y pezón, mejora la composición corporal y la densidad ósea (¡previene de la osteoporosis incluso mejor que los estrógenos!). La DHEA puede aumentar los niveles de testosterona en mujeres pero no en hombres (porque en hombres DHEA es testicular y en mujeres es 50/50 ovárico y adrenal). En futuros artículos hablaremos de esta hormona y su importancia.

Llama gratis al 900 902 790 o ¿te llamamos nosotros?

Consentimiento(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Los síntomas de deficiencia de testosterona en mujeres son: función sexual alterada, pérdida de libido, perdida de energía, perdida de bienestar y depresión.

Beneficios de la testosterona en mujeres

Como hemos dicho, es considerada una hormona masculina pero es igualmente importante en mujeres. Los efectos secundarios son androgénicos: se empieza por acné y después hirsutismo, clitoromegalia y voz profunda. Por suerte, los síntomas aparecen en orden y conociendo estos síntomas el paciente puede bajarse la dosis o preguntar a nuestros profesionales en cuanto aparezca el acné. Todos estos síntomas de exceso son reversibles por lo que desaparecerán en cuanto se reduzca la dosis y se mantendrán los efectos positivos de la terapia con testosterona.

Artículos destacados

CONSULTA GRATUITA

Consentimiento(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Compartir

WhatsApp
Facebook
Twitter
LinkedIn
Rebeca García García
Rebeca García García
Cirugía Endoscópica. Certificada en la Age Management Medicine. Especialista en Técnicas Vampire y Terapias de Optimización Hormonal. Mi pasión por la medicina me ha hecho explorar nuevas áreas médicas y ponerlas al servicio de cada uno de mis pacientes. El objetivo de mi carrera profesional es poder mejorar tu salud, bienestar y vida en general. Escribir sobre ello en Clínicas Doctor Life me permite llegar a personas como tú. Sigue leyendo junto a mí y resolveremos todo tipo de incertidumbres, dudas y preguntas acerca de los tratamientos de medicina y cirugía estética, nutrición y obesidad y, por supuesto, optimización hormonal más punteros y vanguardistas en el sector médico.

Artículos destacados

CONSULTA GRATUITA

Consentimiento(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Artículos relacionados

¡1ª CONSULTA GRATUITA!

Llama al 910 889 528 o ¿te llamamos nosotros?

Consentimiento(Obligatorio)
Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Nuestro horario de atención al cliente es de 10:00 a 20:00 de lunes a viernes y de 10:00 a 14:00 los sábados