Injerto capilar: técnica FUE

Disfruta de un cabello sano y denso

Las mejores técnicas de injerto capilar. Sanidad a la vanguardia.

Desde 3.800€

Consentimiento(Obligatorio)
Tiempo de la intervención

20 minutos

Anestesia

No requerida

Hospitalización

No es necesaria

Recuperación

Instantanea

¿Qué es la técnica FUE?

El método FUE, también conocido como Método de Extracción de Unidades Foliculares, es la técnica de microtrasplante folicular más avanzada que existe para tratar la alopecia. Consiste en la extracción, una a una, de las unidades foliculares, o raíces capilares, del área donante del paciente, para después trasplantarlo en la zona deseada. Los injertos se obtienen de la zona posterior o lateral del cuero cabelludo y se preparan bajo el microscopio para que, al injertarlos en la zona receptora, se encuentren en las circunstancias óptimas para asegurar su crecimiento.

Los injertos capilares, además de ayudarte a acabar con la falta de autoestima, rejuvenecen tu rostro al devolverte el cabello voluminoso y grueso del que un día disfrutaste.

Esta técnica extrae los folículos de la zona donante sin puntos ni cicatrices visibles. Las unidades foliculares pueden ser simples, dobles, tripes y cuádruples, y se extraen siempre acompañadas de sus estructuras periofoliculares, es decir, vasos capilares, glándulas sebáceas, el músculo erector pili, etc. De esta forma, nos aseguramos de que los injertos duren de por vida.

¿En qué consiste la técnica FUE?

La operación comienza cortando el cabello del paciente hasta unos 3 mm de longitud para después anestesiar la zona donante. Así nos aseguramos de que el paciente no sienta ninguna molestia durante la intervención. Una vez la zona está insensibilizada, comienza la recolección de los injertos con un dispositivo llamado punch o sacabocados

Esta técnica está dividida en dos fases:
1. Fase de extracción: requiere de un profesional con una larga experiencia y una alta precisión para realizarlo de forma correcta, indolora y minuciosa. Para ello, el cirujano utiliza un microbisturí, o punch, de entre 0.8 y 0.9 milímetros de diámetro. Durante la extracción de los folículos, aquellos ya extraídos se conservan en una solución especial que permite mantenerlos vivos hasta que comience la fase de implantación.
2. Fase de preparación e implantación: el cirujano preparará los injertos bajo el microscopio para después implantarlos en la zona deseada. Estos se implantan uno a uno en la zona a repoblar gracias a un dispositivo denominado implanter, una microaguja que realiza una microincisión para alojar la unidad folicular en el interior del cuero cabelludo. Es una laboriosa tarea que debe realizar un profesional con una larga experiencia para así, obtener un resultado lo más natural posible.

Durante cada sesión tan solo se podrá tratar una zona en la que se injertarán alrededor de 4.000 unidades foliculares con un grosor de menos de un milímetro.

Los riesgos de complicación durante y tras la intervención son mínimos y la recuperación es rápida e indolora. Además, el paciente puede reanudar su rutina habitual de forma inmediata.

¿Es definitivo el tratamiento?

Los folículos capilares injertados provienen de la cabeza del propio paciente. Al ser folículos sanos extraídos de las áreas posterior y lateral de la cabeza en las que la alopecia no suele afectar, el pelo crecerá de forma natural y sin caerse, por lo que los injertos se implantarán tan solo una vez en cada zona a tratar.

¿Hay que rasurarse la cabeza por completo?

Para poder llevar a cabo la técnica FUE, es necesario rasurar la cabeza hasta llegar a los 3 mm de longitud. Sin embargo, hay casos que permiten realizar rasurados parciales, conocidos como flaps o cortinillas, para aquellas personas que no quieran o no puedan rasurarse la cabeza al completo, como es el caso de algunas mujeres.

Existen tres formas de rasurar la cabeza:
1. Rasurado total: se rasura todo el cuero cabelludo.
2. Rasurado parcial: tan solo se rasura la zona donante. Esto permite, pasados unos días, igualar el corte en todas las zonas de la cabeza. De esta forma, el cambio no es tan radical como al realizar un rasurado total.
3. Flaps o cortinillas: tan solo se rasuran algunas zonas del área donante, por lo que el pelo que se encuentra por encima cae por encima de la zona rasurada, disimulándola. Esta forma de rasurado está pensada para mujeres con el pelo largo.

¿Tienes alguna duda?

Deja tus datos y te las resolveremos sin compromiso.

Consentimiento(Obligatorio)

Otros tratamientos capilares

En Clínicas Doctor Life contamos con otros tratamientos capilares para mejorar y recuperar la densidad de tu cabello.

Dutasteride con PRP Capilar

Pon fin a la caída del cabello

desde 690€