Tratamientos Vampire mujer

Hay muchas mujeres que, al igual que los hombres, sufren problemas a la hora de mantener relaciones sexuales y que no buscan soluciones.

CONSULTA GRATUITA

Consentimiento(Obligatorio)

Si sientes que no disfrutas de tus relaciones, sufres falta de deseo o eres incapaz de llegar al orgasmo, te presentamos el tratamiento O-Shot. Este procedimiento utiliza el PRP, o plasma rico en plaquetas, para rejuvenecer el tejido genital femenino, así como para aumentar y estimular su sensibilidad.

El procedimiento es simple, se realizará una simple extracción de sangre en el paciente que, después de centrifugar para separar el plasma de la sangre, este primero se inyectará en la zona genital de la paciente. Así, conseguimos estimular la creación de nuevos vasos sanguíneos, favoreciendo una mayor sensación de placer, un aumento del deseo y una mayor lubricación, todo esto de forma natural, sin cirugías ni efectos adversos.

Vampire mujer
Vampire mujer Doctor Life

Por otro lado, si sientes vergüenza al mostrar tus pechos durante las relaciones sexuales, el tratamiento adecuado para ti es el Breast-Lift. El embarazo, la lactancia o los cambios en el peso de la mujer son algunos de los factores que hacen que el pecho pierda elasticidad y se caiga. Gracias al tratamiento PRP, es posible levantar el pecho caído ayudando a la creación de nuevos vasos sanguíneos y de colágeno. La paciente observará un gran aumento en la firmeza y elasticidad del pecho, así como una notable mejoría en su color y brillo. Así, los pechos lucirán un aspecto más joven y saludable sin los riesgos de una cirugía, y sin efectos adversos.

Los tratamientos más innovadores
en belleza y bienestar íntimo

Otro problema común entre las mujeres del que, sin embargo, no se suele hablar, es la pérdida de la forma de la vulva. Esta deformación provoca que la mujer tenga poca confianza en sí misma a la hora de mantener relaciones sexuales, afectando gravemente a su autoestima. Gracias al PRP, combinado con ácido hialúronico, conseguimos estimular la creación de nuevos vasos sanguíneos al inyectarlo en el labio vaginal de la mujer, mejorando su aspecto y previniendo el deterioro del tejido propio de la edad. Todo ello habiendo anestesiado previamente la zona con una crema para evitar cualquier tipo de molestia.