LA PULSERA MÁS VALIENTE HECHA POR LAS MÁS VALIENTES


“Somos vanguardia, somos salud y sobre todo somos compromiso con la vida de las personas”. El proyecto de Clínicas Doctor Life se centra, desde su nacimiento, en tratamientos, servicios y experiencias que ayudan a encontrar la mejor versión de nuestros pacientes. Para lograr estos objetivos estamos construyendo alianzas que favorezcan la calidad de vida de las personas.

"Las Pulseras Masai están hechas a por mujeres en situación de vulnerabilidad social de la etnia masai en Kenia y Tanzania."



Clínicas Doctor Life colabora con Mundo Cooperante. Sigue leyendo sobre lo que esta ONG hace por estas mujeres.
Clínicas Doctor Life lleva desarrollando desde hace varios meses su propio proyecto de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). La RSC de Doctor Life implica no solo que la empresa ayude a generar las condiciones para el desarrollo sostenible, tanto de la propia empresa como de la población, sino también que promueva el cambio social. Por estas razones una de las primeras acciones tenía que ser en defensa de la mujer.

"Las mujeres son la columna vertebral de la sociedad y de muchos de los tratamientos de nuestras clínicas."

 
La Mutilación Genital Femenina (MGF) comprende todos los procedimientos que, de forma intencional, implican la resección total o parcial o la lesión de los órganos genitales femeninos por motivos no médicos. Reconocida internacionalmente como una violación de los derechos de las mujeres, esta práctica afecta a más de 140 millones de niñas y mujeres en el mundo y son 3 millones las que cada año corren el riesgo de padecerla.



"Clínicas Doctor Life apoya el trabajo de Mundo Cooperante ofreciendo a nuestros clientes la posibilidad de colaborar en esta lucha mediante la adquisición de una de sus pulseras."

"Queremos contribuir a Convertir la pulsera en un símbolo de la lucha contra la Mutilación Genital Femenina y el Matrimonio Forzoso de Niñas."



Las Pulseras Masai están hechas a mano, de forma cuidada y artesanal, por mujeres en situación de vulnerabilidad social de la etnia masai en Kenia y Tanzania. Algunas de ellas trabajaban anteriormente como mutiladoras. Al abandonar esta profesión, se evita que cientos de niñas sean mutiladas. Si, además, se generan recursos económicos para mujeres y jóvenes vulnerables de la etnia Masai con los que contribuir a sus precarias economías familiares se interviene de forma global. Aunque cada pulsera es diferente y única, todas tienen una identidad común: incluyen una X encerrada en un rombo, como símbolo de la falta de libertad de la mujer africana.